Testimonios

Marcelo Valente
48 años, guitarrista y profesor de música.

Mi nombre es Marcelo Valente (48 años), a la hora de describir mi relación el con método Pilates, tengo que empezar por decir que me entusiasma ir a la sesión (no soy muy amigo del ejercicio físico) y me siento muy bien al volver de ella (más estirado..., hasta más alto).

Luego corresponde citar las sensaciones que se experimentan en la sesión. Siempre encontré muy curioso que a pesar de sentir que no se "hace casi nada" con el cuerpo, la sensación una vez acabado el ejercicio es muy clara y placentera. Cuando decía que no se "hace casi nada" con el cuerpo quería decir que no se somete al cuerpo a un ejercicio extremo, aunque evidentemente sí que se mueve... y no poco.

De las sesiones valoro la conciencia corporal a la que estimulan y algo que llamaría una "terapia anti-envejecimiento", me explico: al trabajar con "la camilla Pilates" uno debe reconocer no solo la fuerza muscular necesaria para el movimiento deseado, sino también las fuerzas que los propios muelles producen. La conclusión es que además de necesitar activar la musculatura es necesario saber adecuarse a la fuerza de la "camilla Pilates", de aquí la situación de equilibrio corporal que genera la sesión de Pilates y es por esto que planteo lo de terapia anti-envejecimiento..., evidentemente envejecemos igual pero es bien importante sentir que nos mantenemos jóvenes.

Sylviana Dicovsky
flautista y pedagoga.

El método Pilates para mí es una síntesis de lo que busqué durante mucho tiempo en distintas disciplinas corporales: conciencia de tu cuerpo, estiramiento, trabajo de una postura correcta y tonificación de la musculatura. Lo recomiendo.

Alexa de Blois
32 años, fotógrafa freelance.

Había oído hablar de los beneficios del método Pilates, pero finalmente me decidí a probarlo después del parto. Fui a la primera clase de prueba y quedé encantada. Se trabajan de forma suave todos los músculos del cuerpo, mejora la elasticidad rápidamente, aprendes a corregir malas posturas y a respirar. La profesora excelente, te sientes como en casa desde el primer momento. Además es divertido y ameno, no puedo recomendarlo más.

Encarna García
32 años, diplomada educación infantil.

Practicar clases con Lidia ha mejorado muchísimo mi calidad de vida. Gracias al método Pilates en Reformer y a la capacidad de Lidia para motivarme he fortalecido todo mi cuerpo y he dejado de padecer dolor tanto en rodillas (padezco Condropatia Rotuliana Bilateral) como en la espalda (propias de mi profesión).

Mireia Foradada
27 años, pedagoga y master en estudios de la mujer, género y ciudadanía.

Nunca había hecho Pilates, ni tanto sólo conocía qué era ni para qué servía. Mi conocimiento se basaba quizás más en una serie de prejuicios contra esta técnica, por considerar que era un tipo de actividad física un tan elitista y que se había puesto de moda.

Pero entre dolor y dolor de espalda tuve la suerte de ir a parar a manos de Lidia. Una mujer conocedora de los males físicos y del alma por estrés y sobrecarga de trabajo. Pero también conocedora de quién era Pilates, de los orígenes de esta técnica y de sus beneficios corporales. Después de años de pagarme masajes carísimos, que sólo servían para rehacerme momentáneamente, me di cuenta que necesitaba algo preventivo para prevenir el dolor de espalda.

Así pues, de sesión en sesión fui mejorando mis dolores hasta el punto que pocas veces sufro de esto ahora. Pilates me ha servido para mejora mi posición postural y además he reforzado y tomado conciencia de otras partes de mi cuerpo, necesarias para poder encontrar un equilibrio global en mí misma, a nivel físico, emocional y psicológico. Muchísimas gracias, Lidia!

Jesus Rodrigo
39 años, directivo de banca.

Hace poco que estoy con lidia y puedo decir que mi experiencia ha sido muy positiva. Desde el primer día vi claro que quería continuar. Mi intención era hacer una sesión por semana pero me sorprendió tanto y vi tanta profesionalidad que no dudé en ir dos veces por semana. Ahora llevo un mes y puedo afirmar que me encuentro mejor y mi posición ha cambiado y esto me motiva mucho pues siempre adoptaba una mala postura y de vez en cuando sentía molestias. Sin duda continuaré con Lidia que además de ser una muy buena profesional, es muy atenta y paciente.

Marc Fontanet
27 años, ciclo formativo de electrónicas de consumo.

Practico Kung Fu desde hace años y buscaba completarlo con algo más. Probé una clase de Pilates en Reformer y descubrí que tenían muchos puntos en común, como la concentración y la respiración. Pilates me ayuda a reforzar la elasticidad y la fuerza, sobretodo de la musculatura interna y a desconectar en las sesiones de las tensiones diarias.